Cósima Ramírez, la hija de Ágatha Ruiz de la Prada, ha dado la cara por su madre después de la ruptura de esta con Luis Miguel Rodríguez tras dos años de relación, después de que salieran a la luz unas imágenes en las que el conocido como 'El Chatarrero' fuese pillado con Marcia Di Lele, ex de Kiko Rivera.

La joven ha acudido este fin de semana a Marbella en sustitución de su madre para el certamen 'Miss Linda', y allí ha dejado clara su opinión sobre lo sucedido. Al ser preguntada por su progenitora, Cósima respondía: "Mi madre está fenomenal. Totalmente liberada de su relación". Y es que tras salir a la luz la polémica, la diseñadora ponía tierra de por medio y se iba a París junto a unas amigas.

"La relación en estos momentos es que cada uno está ahora por su lado. Es lo mejor. No es tolerable lo que le ha hecho a mi madre. Eso no se debe permitir", confesaba Cósima. Y añadía que la actitud de Luis Miguel "no es tolerable".

El propio empresario admitía tras las fotos publicadas en las que se le veía muy cariñoso junto a Marcia que Ágatha le había mandado a paseo, aunque según sus palabras aseguraba que había sido víctima de un montaje: "Ha sido una sinvergonzada de esa individua, que seguramente ha llamado a un fotógrafo para hacer esas fotos, que ni me acuerdo de cuándo son".