Celebrities » De aquí

¡NO ESPERES MÁS!

8 cosas que puedes hacer hoy para ser feliz

No esperes más, la felicidad comienza hoy mismo. Trabaja sencillas pautas que te mejorarán el estado de ánimo. Tras el subidón de propósitos de Año Nuevo pasan los días y comienzan a las metas que te habías propuesto. Hay una que sin embargo no debes abandonar nunca. Existen pequeños pasos para cumplir el propósito más importante de todos, ser feliz. No esperes más, hoy, 8 de febrero, te presentamos 8 pasos para ser feliz que puedes comenzar a practicar ya.

Marie Claire

Marie Claire Marie Claire

Publicidad

1. Déjalo correr

No es una irresponsabilidad, es salud mental. Hay problemas y preocupaciones que no depende de ti. Evita la ansiedad por aquello que no está en tu mano cambiar.

2. Madruga

Un propósito que a muchos les costará cumplir, pero muy beneficioso. Las prisas no son buenas y comenzar el día estresado no hará que tu estado de ánimo mejor.

3. Da las gracias

Se agradecido con los demás pero sobre todo contigo mismo. Analiza a diario lo que has hecho y da las gracias por lo bueno que te haya sucedido durante el día. No deben ser grandes gestos: hoy no había cola para coger el café, he llegado a tiempo al tren o me ha encantado el libro que elegí.

4. Aprende a decir no

Se honesto, descubre que es lo que quieres y necesitas y lucha por ello. No te sientas culpable por no hacer cosas que no te apetecen.

5. Despídete de las redes sociales

Una hora al día, un fin de semana o una semana entera. Valora tu capacidad para estar fuera del mundo digital. Invierte ese tiempo en cocinar, leer, ver series o pasear.

6. Celebra las pequeñas cosas

No esperes a las fechas señaladas para demonstrar algo. Siempre es un buen momento para darte un baño y premiarte por el largo día.

7. Dile a los demás lo que sientes por ellos

Podemos dar por hecho que ellos ya saben cuánto les quieres, pero nunca está de más. No olvides decirles a diario lo que valoras que estén en tu vida.

8. Ríe

Ríe tanto como sea posible, aunque estés solo en casa. Vuelve a ser un niño y estalla a carcajadas siempre que puedas. ¡Es maravilloso para la salud!

Publicidad