Celebrities » De aquí

¿No reconoces tu cuerpo?

9 cosas que cambian en los cuerpos de las mujeres a los 20

¿No reconoces tu cuerpo? ¿Te sientes insegura contigo misma? Te entendemos. Y, además, es completamente normal. A partir de los 20 tu cuerpo experimenta una serie de cambios que no esperas y de los que queremos avisarte.

Cosas que cambian en los cuerpos de las mujeres a los 20

Cosmopolitan Cosas que cambian en los cuerpos de las mujeres a los 20

Publicidad

1. Tu peso se incrementará un poco cada año

Esto se debe al incremento de grasa en el cuerpo, en comparación con los años de adolescencia. Es completamente normal y tan solo debería preocuparte estar en tu peso adecuado, hacer algo de ejercicio y comer de forma saludable, pero sin obsesionarse.

2. Tus reglas se regularizan

A partir de los veintitantos, por fin, tu periodo se estabiliza, ¡algo bueno!

3. Tu piel se acuerda de todo lo que has hecho

No tener acné no significa exactamente que tu piel esté bien. Recuerda: todo lo que no hagas ahora, pasará factura en el futuro.

4. Tus huesos siguen poniéndose fuertes

Ahora es el momento adecuado para seguir una dieta con calcio y vitaminas, y de practicar ejercicio para  estimular tus huesos. Una vez que llegues a la menopausia, perderás masa de hueso más rápidamente, pero si ahora creas depósito, te harás un gran favor a ti misma.

5. Puede que te conviertas en una mujer curvy

La mayoría de las mujeres, sin importar mucho la dieta o el ejercicio, están en buena forma a los 20, pero cuando te vas haciendo más y más mayor, puede que acumules grasa en sitios nuevos para ti.

6. Tus pezones cambiarán

No le pasa a todo el mundo, claro, pero puede que tu areola se alargue o vuelva más oscura. No tienes que preocuparte porque es perfectamente normal.

7. Puede que incluso tengas más acné que antes

Esto se debe a los cambios en los niveles de estrógenos y progesterona de tu ciclo menstrual, lo que causa el acné. Otra opción es que se deba al exceso de maquillaje que ahora mismo llevas (en relación a cuando eras más joven). Si esto te está pasando, asegúrate de lavarte bien la cara y, si no, consultar a un especialista para que te asesore.

8. Tu deseo sexual se dispara

A no ser que te estés tomando la píldora, que podría afectar directamente a tu deseo sexual, tu libido puede estar por las nubes, con ganas de tener sexo en cada momento del día.

9. Tus cólicos menstruales pueden ser especialmente dolorosos

Si pensabas que tus ciclos de regla durante la adolescencia eran dolorosos, espera a ver lo que te espera durante estos años. Esto es debido a que la hormona prostaglandina está en su punto máximo de producción durante los veintitantos. Enhorabuena, ahora sí que te puedes quejar de los dolores de regla.

Publicidad