1. Conectad con vuestras diferencias

Las relaciones no pueden avanzar si no aceptáis vuestras diferentes formas de ver la vida. Ocasiones en las que tendrás que ponerte en su lugar para entender por qué piensa así antes de juzgar y quedarte estancado en tu posición.

2. Mantened vivo el romance

Tras un tiempo puede que la chispa empiece a flojear. La familia o el trabajo, entre otros aspectos de la vida cotidiana, pasan factura. Saca tiempo para volver a encender la llama. Probad como los pequeños detalles cuentan mucho, una nota en la nevera o un mensaje subidito en el móvil, ayudarán a revivir la pasión del primer día.

3. Dedicaos tiempo

Unos minutos al día (sin móviles, sin emails de trabajo y la televisión apagada) para hablar. Es importante que mantengáis vuestra vida más allá de la pareja, pero también que estéis un ratito a solas.

4. Sois un equipo

El camino que iniciáis como pareja debe ser el mismo. Cuando uno no está satisfecho con un aspecto de su relación, es fácil señalar a su pareja y sus errores. Hablad de los problemas e intentad solucionarlos juntos. Trabajar unidos será siempre mejor.

5. Soñad

Compartid ilusiones y proyectos, bien sea para hacer en pareja o solos, pero compartidlo entre vosotros. Un viaje, un nuevo curso o la escapada de este fin de semana. Mantened el entusiasmo por probar, descubrir y conocer cosas nuevas. Salid de la zona de confort, juntos es mejor.