Celebrities » De aquí

FOMO (Fear Of Misssing Out)

De cómo el síndrome FOMO puede arruinar tu vida amorosa

Todo empieza cuando vuelves del trabajo, cansada y con ganas de vacaciones, y ves la vida de esa chica de Instagram, que ahora está en Hawaii, en un ambiente paradisiaco con una piña colada en una mano y un auténtico cañonazo en la otra.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

FOMO (Fear Of Misssing Out), es un acrónimo que significa, literalmente, "miedo de perdértelo". ¿El qué? Pues todo, y afecta a la mayoría de los mayores de 18 años, especialmente, si son usuarios habituales de redes sociales. Además de a tu estrés y salud, FOMO puede ser perjudicial para las relaciones de pareja, en las que te obsesionas por encontrar a la persona adecuada en lugar de elegir tú misma a esa persona. ¿Quieres saber si estás sufriendo de FOMO? 6 signos que así lo indican.

1. Estás sobrecargada/abrumada con todas tus opciones

¿Por qué? Por las infinitas posibilidades que te presta el siglo 21 en cuestiones de pareja: puedes conocer a gente online, a amigos de amigos, a muchos chicos en bares, fiestas, por la calle… Al mismo tiempo, son gente a la que no conoces (no es como en los pueblos pequeños donde todos se conocen entre sí), y tienes que confiar (o no) en que son buena gente. Eso te trae un montón de inseguridades y dudas extra.

2. Tienes miedo de no elegir a la persona correcta

Tenemos esa idea preconcebida de que solo hay un príncipe azul, una media naranja para ti. Por eso, la elección debe ser única y acertada, lo que trae el miedo a equivocarnos y la inseguridad. Al final, rechazamos oportunidades por pensar que "aún no te ha llegado el momento, o la persona", y podemos estar perdiéndonos una magnífica historia de amor.

3. Tienes las expectaciones muy altas

Quieres a un hombre 100% heterosexual, con dinero e independencia, guapo y modesto, gracioso y amigo de sus amigos, popular pero con tiempo para ti, que te haga sentir feliz y te recuerde cada día lo buena y maravillosa que eres, con menos de 30 años. Vale que todas soñemos con eso pero, a veces, debemos ajustarnos un poquito más a las circunstancias, y renunciar a algunas cosas para tener otras.

4. Estás obsesionada con tus ex

A mucha gente le pasa, que tienen a su ex siempre de "repuesto", por si todo lo demás falla. Si te ocurre esto es porque piensas que lo que sea que tengas ahora con alguien no va a funcionar, y si es así, ¿por qué seguir con alguien con quien crees que vas a romper en un futuro? O sino, ¿por qué no dejar de preocuparte del  "por si acaso" y empezar a disfrutar de tu relación de pareja?

5. Tienes que estar bien contigo misma antes de encontrar al adecuado

Mucha gente piensa que encontrar a la persona idónea les ayudará a solucionar sus problemas internos cuando, en realidad, es justo al revés.

6. Estás atascada en relaciones sin futuro

Creemos que las relaciones de pareja cuando somos más jóvenes nos prepararán para el futuro cuando, en realidad, ese tipo de relaciones cortas no se parecen en nada a la que sueñas con tener el resto de tu vida.

Publicidad