Celebrities » De aquí

El consultorio del amor

Cómo convertir un lío de verano en una pareja

A priori, por el nombre, puede parecer una relación con fecha de caducidad, es decir, al final del verano se termina la relación, pero esto no tiene por qué pasar si no queremos. Si la persona que hemos conocido es interesante para cualquier estación del año, porque relegarla al verano. Veamos cómo podemos convertir un lío de verano en una relación de pareja para otoño, invierno y primavera.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

La ausencia de presiones y la temporalidad de esta “aventura” hacen que nos mostremos auténticos y estemos totalmente relajados con el chico que hemos conocido…  pero, de repente y sin haberlo planeado ¡Nos enamoramos! Aunque pueda resultar una historia sacada de un guión de una película romántica, esto también te puede pasar a ti. Antes de nada, no huyas de estos sentimientos ya que el amor puede llegar donde menos te lo esperas y sería un error dejarlo pasar porque no haya sido algo premeditado o buscado.

¿Qué podemos hacer para convertir lo que partió como un simple lio de verano en una pareja?

¿Siente lo mismo que yo?

Antes de nada debes asegurarte de que la otra persona siente lo mismo que tú o si, por el contrario, sólo ha pretendido pasar un buen rato contigo. Para poder averiguar los sentimientos de tu pareja, te recomendamos que hables en futuro, propongas algún plan para septiembre u octubre y veas a ver cómo reacciona. Si está receptivo demuestra que no tiene miedo y que también es partidario de continuar con la relación. Si por el contrario te da largas o te dice que ya se verá, es mejor que aceptes que el 1 de septiembre se termina el lío.

Toma una decisión pronto

Si esa “prueba” te hace ver que ese amor de verano no tiene ninguna intención de continuar con la relación, te recomendamos que decidas quá quieres hacer, si quieres continuar a sabiendas de su fecha de caducidad y disfrutar del momento o prefieres cerrar ya esta puerta para poder conocer a alguien nuevo con el que iniciar algo más serio.

No cambies nada.

Hay una tercera opción a contemplar y es que él se encuentre en la misma situación, es decir, que ninguno de los dos sepa qué hacer. En este caso, lo mejor es seguir como hasta ahora, sin pruebas, simplemente viviendo el momento y disfrutando. Seguro que el tiempo os da la respuesta hacia donde van vuestros caminos. Muéstrate tal cuál eres, recuerda que eso ha hecho que la otra persona se enamore de ti y que tú te sintieras tan cómoda en el inicio de esta relación.

Sé natural y espontánea.

No le presiones ni te presiones a ti misma. Planea actividades para volver a veros una vez finalizadas las vacaciones, pero como harías con tus amigos. Además, seguro que ya tenéis el teléfono del otro, así que un mensaje de vez en cuando no agobia a nadie. Si lo que habéis vivido juntos es sincero, ten por seguro que la relación no sólo se mantendrá sino que, además, irá a mejor.

¿Y ahora qué?

Eso sí, mucho ojo. Vuestra relación nació sin ningún compromiso y si quieres que eso ahora cambie tú debes ser la primera en dar el paso y hacerle ver que la relación ha evolucionado. Se terminaron las terceras personas, los juegos, etc. Tienes que marcar y dejar clara tu exclusividad y tu intención de intentar llevar a otro nivel la relación.

¿Y qué hacer si estamos deseando enamorarnos pero este verano no hemos encontrado a nuestro alguien especial? No te preocupes, seguro que encuentras alguien para ti en Cosa de 2 ¡Regístrate Gratis!

Publicidad