Colate Vallejo-Nájera está arruinado. Así mismo lo ha confesado él durante un acto promocional en Andorra donde ha podido disfrutar de un día de nieve y donde también se ha desahogado sobre su mala relación con su exmujer, Paulina Rubio.

Colate segura, en una entrevista recogida por el periódico ABC, que su ex “se salta a la torera” todos los acuerdos establecidos en torno a su hijo en común, Andrea Nicolas. Una de las últimas, posar junto a este y su segundo hijo, Eros, fruto de su relación con Gerardo Bazúa, sin pedir permiso ni avisar: “La única vez que yo posé con Nico fue para un reportaje solidario y le pedí autorización”.

Además, el empresario se vio obligado a recurrir de nuevo a los juzgados de Miami después de que Paulina no cumpliera con los turnos de vacaciones esta Navidad: “Mi familia se trasladó hasta la República Dominicana para estar juntos y el único que faltó fue mi hijo, porque Paulina no me lo devolvió”, relata a lo largo de esta entrevista.

Dice haberse gastado ya medio millón de dólares en abogados por tanto pleito: “Estos procesos me han costado muchísimo, todo lo que tenía. Se puede decir que me he arruinado pagando a los abogados”.

De ahí que, aunque no haya estudiado Derecho, haya decidido defenderse a sí mismo: “Durante el último juicio me basté yo solo para que el juez entendiera mis planteamiento, así que seguiré haciéndolo siempre que pueda. Ese último juicio ha sido el que mejor me ha ido”.