Alba Díaz y Javier Calle han puesto fin a su relación tras un año de intenso amor. Su relación no comenzaba de la mejor manera ya que estuvo rodeada de polémica. Y es que tras sacar a la luz la revista Diez Minutos las fotos de la hija de Vicky Martín Berrocal y 'El Cordobés' junto al empresario marbellí, se conocía que Alba había asistido a la boda de este con Coki Prieto un año antes.

Alba era muy amiga de la pareja y cuando Coki comenzó a sospechar de que entre ellos podría haber algo más, su marido lo negaba en todo momento. Hasta que salieron las fotos. Javier y Coki habían estado saliendo durante unos años, lo dejaron y cuando se dieron una segunda oportunidad se casaron rápidamente, pero el matrimonio duró un año.

Desde entonces, Coki, diseñadora de interiores, ha estado volcada en su trabajo, en su familia y amigos y en sus viajes. Meses después de su divorcio, pidió la anulación eclesiástica, de la que todavía no hay sentencia. Desde su entorno aseguran que lo pasó muy mal, tal y como recoge el portal Vanitatis, y afirman que no quiere saber nada de él.

Ahora que Alba ha anunciado públicamente su ruptura y que las palabras de él aseguran que todo ha sido en buenos términos, desde el entorno de Coki defienden que "el karma sí existe, ya que la traicionó de la peor manera, cuando fue él el que quiso casarse", declaran al mismo portal.

Seguro que te interesa...

El romántico adiós de Alba Díaz a Javier Calle antes de comenzar su nueva vida