Chino Darín y Úrsula Corberó han asistido a la 'Fiesta de colores en Galicia', un evento que ha organizado Pull and Bear. Hasta allí se acercó Chance, que consiguió hablar con el actor argentino, quien entre otras cosas ha confesado que se enamoró de la catalana por "su diosismo".

El actor ha asegurado que sus vacaciones en Argentina con su novia han sido inmejorables, que se lo han pasado muy bien, han disfrutado de la familia y los amigos y que sus más allegados la consideran "una más".

Cuando le preguntan si su futuro profesional será en España, dice que: "No pienso establecerme en ningún lugar. Mientras el trabajo llame y sean proyectos tentadores y valgan la pena pienso seguir moviéndome". Además confirmaba que ahora tiene un proyecto en Barcelona, de donde es Úrsula, así que de esta forma ella puede aprovechar para ver a sus amigos y familiares cuando vaya a visitarle.

Además, el Chino es un romanticón, no cree que la distancia sea un obstáculo para las parejas. De hecho, piensa que "nada es lo suficientemente complicado como para poder contra el amor".