Chenoa ha lanzado su biografía, ‘Defectos perfectos’, en la que ha dado todo lujo de detalles sobre su ruptura con David Bisbal. Una versión muy diferente de la que dio en su día el almeriense, cuando en 2013 lanzó su libro ‘Desde dentro’.

Entonces Bisbal hablaba en su historia de que desde hacía tiempo las cosas no iban bien entre ellos: Aquel ritmo de trabajo era muy perjudicial para mi relación con Laura, que comenzaba a debilitarse. Nuestras carreras iban muy deprisa y empezábamos a tomar caminos muy distintos. Igual que nos había unido, sin saberlo aún, la música nos iba a acabar separando”, escribía el cantante.

Y continuaba: Nuestra relación era casi imposible, cada uno por su lado, con muchísimo trabajo y viajes constantes que nos impedían estar juntos siquiera una semana seguida, hacíamos vidas independientes de manera forzosa”. Finalmente, la ruptura se produjo en 2005.

Después del ‘boom’ que supuso esta ruptura, David se instaló en Miami, tal y como recoge Mujer Hoy, lejos de toda la polémica que se había formado, ya que él siempre aparecía en la noticias como el malo. De hecho, fueron muchos los que señalaron a Elena Tablada como la culpable de esta separación, aunque el artista explicó que no fue hasta un año después cuando comenzó con ella. Y cada vez que regresaba a España, veía como era perseguido por las cámaras, por lo que decidió no hablar del tema hasta que en 2013 lanzó su biografía.

Por otro lado, ahora ha llegado Chenoa y ha explicado lo que ella vivió: “Lo cuento ahora porque quiero”, y asegura: “Alguien me llamó por teléfono y me dijo ‘pon la tele’. Allí estaba David, en una rueda de prensa en Caracas, encantado de la vida, diciendo que no estaba con nadie”.

“No podía respirar. Su ropa estaba en el armario. Desde el sofá donde me sentaba podía ver sus cosas, aún estaban por toda la casa. Aquello tenía que ser una broma de mal gusto”, relata la cantante. Era el peor día de mi vida. Le llamé y una voz contestó que aquel número no correspondía a ningún usuario. Él no estaba con nadie y el teléfono no era de nadie. Volví a marcar. Nada”, ha relatado la artista durante la rueda de prensa de su libro.

La jurado de 'Tu cara me suena' no sabía cómo afrontar todo aquello: “No habíamos hablado de cómo hacer aquello público. De hecho, no habíamos hablado de absolutamente nada durante varios días, después de tres años juntos. No pude decidir cómo afrontarlo. No avisé a mi familia ni a mis amigos para que estuvieran conmigo”.