Isa Pantoja no ha enterrado el hacha de guerra, aunque ella misma asegure que le gustaría reconciliarse con su hermano. Y es que a pocos días de la boda de Irene Rosales con Kiko Rivera, Chabelita ha confesado que no posará en la boda, según ha confirmado a la revista Lecturas.

Esto supone que disminuya el precio de la exclusiva que van a vender a la revista ¡HOLA!, pues una imagen de los hermanos con su madre, Isabel Pantoja, es lo que más ansía la prensa del corazón. Además Isa ha pedido a Kiko que deje de hablar de su adopción, que es un tema que le duele.

La exnovia de Alberto Isla ha confesado también al primer medio citado, durante una entrevista, que ha decidido acudir al enlace matrimonial porque no se perdonaría el no verle casarse. Aunque admite que le quiere, asegura que su relación con Kiko está muy dañada por las acusaciones que se han lanzado públicamente y que hay mucha tensión entre ambos.

Fue la futura mujer del hijo de la tonadillera quien ha intentado arreglar la situación entre los hermanos: "Me avisaron hace dos días para que fuera a verles a su casa. En verdad, fui a ver a mi sobrina", decía Chabelita.

Parece que la boda que tendrá lugar en Sevilla el próximo 7 de octubre va a ser todo un espectáculo, porque la cosa está que arde entre los Pantoja.