Cepeda ha vuelto a convertirse en el centro de la polémica después del tuit que publicó hace unos días en el que escribía: “Hola, alguien que se anime a hacer un cartelito así guay para IG con todos los conciertos?”.

 

Rápidamente muchos usuarios de la red social se le echaban encima, interpretando el mensaje como que pretendía hacer abuso de su popularidad para no pagar a la persona o personas que le hicieran el cartel, ya que al parecer solo les etiquetaría para darles visibilidad.

A esto el gallego respondió: "Mis disculpas a todas las personas que se han ofendido. La intención del tweet era interactuar con personas que les gusta hacer los carteles. No pedir trabajo gratis".

 

Pero harto de la situación, Cepeda denunció a través de sus perfiles el acoso que estaba sufriendo y publicó un pequeño comunicado en el que explicaba: "Miedo por ver cómo es mucha gente del lugar donde me he criado, de saber que me cruzo todos los días con la maldad personificada, que escudándose en el anonimato son capaces, en masa, de hundir a una persona que realmente no les ha hecho nada".

 

Finalmente, el cantante ha querido cerrar este capítulo retomando de nuevo su actividad en Twitter: "Hola gentuciña. Soy feliz. Me quedo con vosotros como siempre. Ahora a componer y nos vemos en Murcia".