Cayetano Martínez de Irujo ha protagonizado la última entrevista en el programa 'Lazos de Sangre'. Un episodio que ha dado a conocer a una de las familias más importantes, los Martínez de Irujo. Cayetano es quien se ha abierto más a las cámaras explicando la dura juventud que pasó debido a su familia.

El hijo de la duquesa de Alba ha descrito todo lo que sufrió debido a la muerte de su padre Luis Martínez de Irujo, y ahí fue cuando comenzó su trauma que le perseguiría hasta ahora, en el programa cuenta que "Tengo muchos recuerdos de él. Era una figura que daba mucha humanidad. Mi madre era muy dura, con nosotros era implacable...Mi padre era una figura muy humana".

Cayetano Martínez de Irujo | Antena 3

Además añade que su familia no le dio la oportunidad de despedirse de él, y todo lo que le supuso: "No levanté la cabeza hasta que hice terapia con la psicóloga que me dijo que mi padre no me había abandonado. Me quedé huérfano allí...No poderme despedir de él. He tardado 40 años en resolver esto". Contaba muy afectado su época de recuperación en un psiquiatra en Estados Unidos "No era feliz, tenía una contradicción. Tenía un problema emocional".

Lo que más sorprendió de la entrevista fue cuando desveló: "Me inflaban a tortas". Y es que el aristócrata fue criado de manera muy estricta y sufrió maltrato físico y psicológico, que le ha ido creando un trauma que, ahora, se ha atrevido a compartir, contando como esos maltratos comenzaron con una cuidadora suya, y que después continuó con Jesús Aguirre, segundo marido de su madre la duquesa de Alba: "Yo empecé a demostrar que no era tan bueno como creía mi madre", agregó Cayetano.

Cayetano Martínez de Irujo | antena3.com

Además de esa mala relación que tuvo con la pareja de su madre, hay que añadirle la mala relación que tiene con sus tres hermanos mayores, algo que viene de hace tiempo, y que ha aprovechado el programa para arremeter contra su hermano Carlos por la mala gestión de la herencia de la casa de Alba, "Está haciendo justo lo contrario de lo que quería mi madre".

A pesar de todos estos traumas, que ya son agua pasada según ha querido aclarar Cayetano: "Me estoy librando de esa carga de maltrato". Y ha terminado su entrevista con algo de positivismo ante tanto drama: "50 años en busca de mi papel en la familia. Las cinco semanas en Estado Unidos me dieron el porqué de las cosas...Por lo menos me he construido la base de mi vida, era barro líquido. He sacado mi verdadero yo".

Seguro que te interesa...

Las palabras de Eugenia Martínez de Irujo sobre la relación de Cayetano con el resto de sus hermanos