Celebrities » De aquí

LA JOVEN SE HA TRASLADADO A BARCELONA PARA ESTAR CERCA DE SU FAMILIA

El fiel amigo al que se aferra Carolina Monje para superar la pérdida de Álex Lequio

Carolina Monje recogió todas sus cosas de la casa que compartía con Álex Lequio en Madrid y se trasladó a su Barcelona natal para rodearse de los suyos tras la triste pérdida del hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio a causa del cáncer. Ahora la joven diseñadora va poco a poco retomando su vida, para lo que cuenta con un fiel amiga que le está ayudando a superar la ausencia del que fuera su pareja.

Publicidad

Carolina Monje regresó a su Barcelona natal tras la muerte de su novio, Álex Lequio, con el que compartía piso en el madrileño barrio de Salamanca. Pero tras su pérdida, la joven recogió todas sus casas y volvió a la ciudad condal para rodearse de los suyos en estos difíciles momentos.

Poco a poco la diseñadora va recuperando su vida y en sus escasas salidas se le ha podido ver más delgada y con el semblante muy triste. Pero Carolina tiene un fiel compañero al que se ha aferrado para superar la pérdida de Álex: el perro que ambos adoptaron y al que incluso hicieron un perfil en Instagram, Boby Puchum.

Así Carolina da largos paseos junto a su mascota y se refugia en él mientras va recuperando su vida. Incluso está volviendo a trabajar, ya que tiene una firma de ropa, Carola Monje, que durante las últimas semanas ha tenido parada dadas las circunstancias.

Seguro que te interesa...

Así es la vida de Carolina Monje un mes después de la pérdida de su hijo Álex Lequio

Publicidad