Hace unos días la Baronesa Thyssen le cedía su museo a su nuera, Blanca Cuesta para que celebrase allí la tercera edición de Smylife Collection Beauty Art, un acto solidario para recaudar dinero para la fundación Mensajeros de la Paz. La idea es que todos los participantes convirtiesen una reproducción de la Venus de Milo de escayola en una pieza única. Un reto en que profesionales de las artes plásticas y simples aficionados partían de la misma base, compitiendo en igualdad de condiciones.

Después las esculturas se subastarían y todo el dinero recaudado sería para la asociación del padre Ángel. Y aunque las obras de Blanca suelen estar siempre entre los primeros puestos de la puja, lo sorprendente de esta edición es quién compró su obra. Nada más y nada menos que Carmen Morales quien puso hasta 4.575 euros para conseguir dicha pieza.

Un divertido evento al que acudieron más de 400 personas como por ejemplo el torero Miguel Abellán, la bailarina Cecilia Gómez, María Patiño, Mónica Pont, o Cristina Bergoglio, sobrina del Papa Francisco. La encargada de presentar el evento fue Belinda Washington quien está tan radiante como siempre.