Carmen Borrego ha recurrido de nuevo a la cirugía plástica, esta vez para corregir el descuelgue del músculo de su cuello. La menor de las Campos se sometió el pasado mes de septiembre a un lifting cervical para acabar con la papada que siempre la ha estado acomplejando.

El motivo por el que se ha visto obligada a pasar de nuevo por quirófano es la gran perdida de peso que ha sufrido y que ha provocado que el músculo de la papada se le descuelgue. Carmen ha perdido ocho kilos en seis meses y el efecto en su físico es bastante notable, aunque le ha pasado factura.

La hija de Maria Teresa Campos ha dejado en el aire si se someterá a algún otro procedimiento estético más adelante, pero tras su última operación, podemos ver su impactante imagen en exclusiva en la revista Lecturas.

Carmen Borrego | Lecturas