"Bueno chicos, quería deciros que he pasado un susto y me he puesto muy mal, pero ya estoy bien y en cuidados médicos. Un beso". Con estas palabras Carlos Lozano tranquilizaba a sus seguidores en Instagram-publicación que ha borrado-después de que Kiko Hernández diese la noticia de que el presentador tuvo que acudir de madrugada al hospital. Lozano acudió junto a su madre y su amigo Rafa ya que según el mismo informador, su novia Miriam Saavedra y la madre de su hija, Mónica Hoyos no le acompañaron.

Los médicos del Hospital Reina Sofía le hicieron las pruebas pertinentes y le diagnosticaron una hernia inguinal de la que tuvo que ser intervenido para extirparle el hidrocele. Aunque ya ha sido dado de alta, el presentador ha sufrido un buen susto debido a los fuertes dolores que lo han tenido retenido en la clínica.

Lozano se encuentra sumergido en un proyecto profesional que ha hecho que vuelva al prime time de la televisión española. Pese a su buen momento, los rumores de una ruptura con Miriam se hicieron eco en la prensa, información que desmintió el propio presentador después de que saliese a la luz que habían tenido una fuerte pelea: "NO HE ROTO CON MIRIAM. Las parejas discuten pero la amo", escribió en su perfil de Instagram. Ahora que su novia no ha visitado en ningún momento a Carlos, las especulaciones sobre una posible crisis vuelven a surgir.