José Daniel Baute Arellán fue reconocido como hijo biológico de Carlos Baute por un juez en 2013. El joven de 31 años es fruto de la relación del cantante con su novia de la adolescencia.

Ahora José Daniel le reclama a su padre una pensión mensual de 1.400 euros que, según su abogado, es un "deber del progenitor independientemente de su edad". Y es que el hijo mayor del venezolano, que actualmente reside en Baeza (Jaén) junto a su pareja alega "estar muy mal económicamente porque no ha trabajado prácticamente nunca".

El abogado de José Daniel asegura en la documentación presentada que "la falta de empleo no puede considerarse derivada de una actitud 'ni-ni' o de 'hijo parásito'", y segura que esta situación tan precaria deriva de varios factores como el hecho de que el joven tuviera que dejar sus estudios universitarios para venir de Venezuela a España para poder emprender la filiación con su padre. Y no sólo eso, sino que además se suma "la escasez de oportunidades laborales que experimenta ahora mismo nuestro país".