En plena promoción de su última película 'Piratas del Caribe 4', Penélope Cruz ha pasado, entre otros países, por su ciudad natal. Unos días de trabajo llenos de lujos propios de una celebrity como Pe.

La actriz se alojó en el espectacular hotel Villa Magna, en una suite de casi 300 metros valorada en 2.000 euros la noche. Pero ahí no queda todo... La habitación, por petición de la actriz, estaba plagadita de detalles: toallas del mismo color, fruta fresca troceada y agua de coco fueron alguna de sus exigencias.

Durante esos días Bardem no estuvo con ella pero Pe busco rápidamente sustitutos. Además de su madre e hijo, la actriz estuvo acompañada por dos enfermeras para cuidar al bebé, su peluquero y su entrenador personal. ¿Quién dijo crisis?