Borja Sémper deja atrás casi 30 años de carrera política afiliado al PP. Comenzó con 16 años cuando por entonces envió una carta a El País titulada 'Miedo' en la que contaba las dificultades que tenía en Guipúzcoa por tener un pensamiento antinacionalista.

Desde entonces su trayectoria le ha llevado a ser el presidente del Partido Popular de Guipúzcoa, miembro del Parlamento Vasco y concejal del Ayuntamiento de San Sebastián, pero sus encontronazos con Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo le han hecho decir basta.

Aun así asegura que su renuncia se debe a "motivos personales". Asegura que es el momento de "cambiar el rumbo" y afirma que tiene una "oferta irrechazable" por parte de la empresa privada.

Ahora podrá volcarse en su pareja, Bárbara Goenaga, los dos hijos que tienen en común, Telmo y Eliot, además de Pablo, el hijo que ya tenía Borja de una relación anterior, y Aran, fruto de la relación de Bárbara con el actor Óscar Jaenada.

La poesía es su pasión, de hecho tiene publicados dos libros: 'Maldito (des)amor' y 'Sin complejos'. Pero además le encanta la pintura, con la que todavía no se ha atrevido. Y no solo eso, sino que adora a Joaquin Sabina, Woody Allen, tomar el vermú, disfrutar de un gin tonic o un buen atún encebollado. Aficiones a las que, a partir de ahora, podrá dedicar su tiempo…