Blanca Suárez ha hecho gala de su buen humor para hacer frente a la situación más tediosa que podemos tener cualquiera de cara a un lago viaje: las horas de vuelo.

La actriz ha puesto rumbo a un destino lejano y tras llegar comentaba en su Instagram Stories: “Aterrizada. 800 horas después y yo con las mismas bragas”.

Y es que, ¿quién no ha pensado esto más de una vez cuando hemos tenido la misma experiencia? En esta ocasión Blanca ha viajado hasta México donde hemos podido verla junto a Juana Acosta, Ángela Cremonte o Maribel Verdú en los Premios Fénix.