Blanca Suárez ha disfrutado de unas vacaciones inolvidables en Tailandia y China. La actriz no ha parado de viajar en todo el verano y muestra de ellos son las muchísimas fotos que ha ido publicando en su perfil de Instagram.

Pero claro, todo lo bueno se acaba y la vuelta a la realidad es ‘dolorosa’. De ahí que Blanca, como todo el mundo, sufra la típica depresión postvacacional y no deje de mirar y remirar las fotos acumuladas en su móvil.

De ahí que continúe publicando instantáneas de sus inolvidables vacaciones, no porque creamos que siga indefinidamente de viaje. Y así de claro lo ha dejado ella misma en una de sus últimas fotos compartidas en Instagram: “Igual dejo de revisar compulsivamente las fotos de las vacaciones, no? Blanca. Se acabaron. Entiéndelo!!!”.