Blanca Suárez y Javier Rey decidieron aprovechar las ventajas de la desescalada para pasear con el perro de la actriz, Pistacho, y sentarse a tomar algo en una terraza de la capital.

Como la noche era fresca ambos llevaban una sobrecamisa vaquera, y antes de regresar a casa pidieron dos pizzas para llevar.

Pero el gesto de la actriz en todo momento fue muy serio, no hubo ni una sonrisa. Podría ser que algo la preocupara o que no tuviera un buen día, pero su cara lo decía todo.

Con estas imágenes parece que la pareja ya no se esconde, y es que desde el pasado otoño, cuando iniciaron su relación, han sido muy pocas las veces que se han dejado ver juntos, aparte de las pistas que dejan en sus redes sociales.

¡Dale arriba al play para verlo!

Seguro que te interesa...

El detalle que refleja cómo avanza la relación de Blanca Suárez y Javier Rey