Beatriz Luengo volvía a España hace unos meses para participar en la quinta edición de 'Tu cara me suena' donde ha sido una de las artistas más relevantes por sus grandes dotes a la hora de imitar e interpretar. Ahora, la cantante ha concedido una entrevista a 'ABC' donde hace balance de su carrera desde que empezara en la serie de Antena 3 'Un paso adelante'.

Luengo afirma que la serie es una de las cosas más importantes que le ha pasado nunca pero hay algo de lo que se arrepiente: "La serie fue lo mejor que me ha pasado en la vida, no me arrepiento de haber participado, pero sí en el proyecto musical. Fue demasiado el peso que me tocó pagar en mi propio país por algo que no tenía que ver conmigo". Y es que Beatriz encabezó el grupo UPA Dance junto a Pablo Puyol, Miguel Ángel Muñoz, Mónica Cruz y Silvia Marty tras acabar la ficción y fueron una de las mayores revelaciones musicales de principios de los 2000 en España.

Pero, el proyecto musical no definía realmente a la cantante como artista y pagó un precio muy alto por esta andadura, pues tras el grupo no fue valorada como debía desencadenando en un "bajón emocional": "No supe enfocarlo y cometí muchos errores. Fue muy duro, pero yo quería arriesgarme y hacer mis propias canciones y no me importaban las consecuencias".

Por ello, Beatriz decidió irse a Francia donde triunfó como artista: "Comencé tocando con un DJ, un cajón y yo sampleando con un pequeño micrófono y un pedal en un bar que se llama la Favela Chic". Después dio el salto hacia Miami donde se ha labrado un gran nombre como cantante y compositora de grandes estrellas como Ricky Martin, Thalia, Jennifer Lopez o Chayanne llegando a ganar un Grammy Latino.

Las américas las hizo acompañada de su marido, el cubano Yotuel Romero, a quien conoció durante la serie 'Un paso adelante': "Yo nunca fui una chica de estar con muchos hombres y creo que eso le llamó la atención, porque él podía tener a cualquier mujer. Yo me hice la dura al principio".

Tras el éxito que ha cosechado en 'Tu cara me suena' Luengo tiene una segunda oportunidad de seguir con su carrera en nuestro país, algo que no quiere dejar escapar: "La idea era irme nada más terminar, pero no quiero dejar de perder esta oportunidad que me ha costado tanto. Me apetece mucho contar mi historia, más que nada porque no importa cuántos años te lleve que, al final, la oportunidad te llega de una manera o de otra".