Celebrities » De aquí

UN CHICO CON LAS COSAS CLARAS

Así es el examen que Jesús Castro les hace a sus posibles novias antes de confiar en ellas

Jesús Castro está en uno de los mejores momentos de su vida profesional, aunque en la vida amorosa parece que está un poco estancado. El portal Chance ha podido hablar con él sobre este asunto y el actor ha comentado que no cree en el matrimonio ni quiere tener hijos, pero que espera encontrar a la mujer perfecta para él, la cual hallará gracias a un curioso examen… ¡Mira, mira!

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Jesús Castro se encuentra en un gran momento en su vida profesional. Con el final de la serie de televisión que protagoniza a la vuelta de la esquina y con su nuevo proyecto como embajador de las zapatillas Bass3D, el actor está más contento que nunca. El portal Chance ha tenido la oportunidad de hablar con él y ha contado algunos detalles de su vida amorosa.

Tras los rumores que le relacionaban con Anabel, una concursante de un programa de citas, el intérprete lo desmintió con un “me tiran una foto, la ponen y ya me voy a casar, es la hostia”. Aunque, sin embargo, ni confirma ni desmiente que esté soltero y ha dejado muy claro que no le gusta nada de nada que le pregunten por su vida personal.

El actor ha asegurado que no echa de menos a una novia a su lado y que sobre todo echa de menos vivir con su familia, los “pequeños detalles que a mí me llenan y me hacen sentir bien”. Jesús tampoco cree en el matrimonio porque “una vez que te gusta alguien, estás enamorado, empiezas una convivencia con ella y ya está, porque al final eso está hecho para que a los cinco o diez años vayas a firmar el divorcio y te gastes la pasta”.

Tener hijos tampoco es una de las prioridades de Castro, quien ha afirmado que los niños le gustan “para un ratito” y que prefiere tener sobrinos. A pesar de no querer casarse ni tener hijos, el actor cree que encontrará a la mujer perfecta para él, que tiene que ser “sencilla y trabajadora” y que les gusté él y no su personaje.

Parece que Jesús lo tiene todo más que claro y ninguna mujer le va a engañar, pues para ver que una chica es como a él le gusta suele hacerle “algún examen que otro”: les pide echarse un selfie con su móvil y dependiendo de lo que contesten ganarán o perderán puntos, y así con unas cuantas pruebecillas más hasta que acaban por convencerle. ¡Qué listo!

Publicidad