Aitana, Ana Guerra, Amaia y Miriam Rodríguez han confesado a la revista Cosmopolitan cómo el huracán de Operación Triunfo ha sacudido sus vidas por completo. Un cambio que, al parecer, no es tan perfecto como se piensa.

Después de confirmarse su romance con Cepeda, Aitana ve "normal" que los fans estén tan pendientes de su vida íntima ya que la siguieron por el canal de 24 horas hasta el final. Sin embargo, prefiere que le den más relevancia a otros aspectos: "La gente nos veía hablando de nuestra vida personal, por eso comprendo que ahora quieran seguirnos la pista, pero la verdad es que me gustaría que se interesasen más por mi música que por otras cosas".

Para Ana Guerra tampoco ha sido un camino fácil. Desde la polémica que tuvo por las fotos en bikini que había expuesto en su Instagram y su ruptura con el cantante Jadel, la tenerifeña ha comentado que esta vida "requiere mucha intensidad emocional y me da miedo normalizarlo. Por eso cada vez que me subo a un escenario me lo tomo como si fuera la última vez".

Amaia, la ganadora de esta edición, siempre se ha mostrado tal y como es. No teme decir que es "feminista" y, por eso, siempre aboga por la libertad de la mujer. "Es mi mentalidad, quizá influida por mi familia porque me ha educado así, con mucha libertad", comentaba la cantante.

En el caso de Miriam Rodríguez, confiensa que "tuve ansiedad" y agrega que "estoy aprendiendo a valorar todo lo que está sucediendo a mi alrededor. Desde hace unas semanas he notado un cambio en mí".