Ares Teixidó ha revelado por fin la verdad sobre su relación con David Bustamante. Un año después de que su romance saliera a la luz, la presentadora concede una entrevista en exclusiva a la revista Lecturas donde da todos los detalles de la historia de amor que vivieron.

“Antes de que saliera a la luz la noticia, mi relación con David Bustamante era genial, algo bonito. Después lo recuerdo muy mal. Me superó el trato que se me dio en televisión, la forma en la que se me juzgó”, declara Ares.

Según sus palabras, fue David el que forzó que estuvieran solos en su camerino durante la fiesta de Telemadrid en la que se conocieron: “Eso fue un jueves. Él actuaba el fin de semana y estuvimos hablando muchísimo por teléfono, pero no sabía cuándo íbamos a vernos de nuevo. El domingo se plantó en mi casa de Barcelona. Me dijo: “Prepara cena para dos que estoy llegando”. ¡Para que luego dijeran que era yo la que le buscaba a él!”.

Asegura que cuando salió a la luz lo suyo, estaban durmiendo juntos. Se pusieron muy nerviosos y pasaron un día muy duro: “Me jodía mucho que dijeran que yo lo había contado. Nunca llamé a nadie. Pregunté a David si dudaba de mí, tenía pavor de que él creyera que le había vendido, pero dijo que sabía que no”.

Ares asegura que ambos tomaron la decisión de negar su relación porque “él tenía su razón” y ella quería ser mucho más que “la novia de”. Pero cuando la situación se volvió un infierno, hasta llegó a mirar billetes para irse a vivir a Miami.

“Estábamos enamoradísimos, luchábamos para que no pasara lo que acabó sucediendo”, asegura. Y es que, según Ares, su relación era pura pasión y finalmente terminó en junio, fecha en la que ya estaría saliendo con Yana Olina: “En verano dio un concierto en mi pueblo, en junio, fue la última vez que estuvimos juntos a escondidas”.

Ares concluye diciendo que nunca se dijeron adiós: “Si nos viéramos no tendría ningún problema. No sé él. Le quiero mucho a pesar de todo. No soy una persona rencorosa ni vengativa. Fue un capítulo muy intenso, me quedo con nuestro piel con piel”.