Arancha de Benito entró en una polémica hace unos días con motivo del cumpleaños de Zaira, la hija que tiene en común con el que es su exmarido, Guti. La presentadora publicaba abiertamente en Instagram una carta en la que acusaba al futbolista de haberse distanciado de sus hijos.

"Cuánta tristeza y dolor me produce saber que no les quiere, que no se ocupa ni preocupa. Que son un cero a la izquierda en su vida", escribía la presentadora. Ahora, confiesa que esas palabras fueron "un duro calentón como madre". Si algo sabemos es que la presentadora se arrepiente de ese mensaje que fue eliminado de la red social a las pocas horas, tal y como ella misma ha confesado a Vanitatis.

"He pedido perdón a dos personas", zanjaba De Benito. "No quiero hacer más declaraciones al respecto. Fue un calentón como persona, madre y mujer que soy. Escribo mucho para mí porque es una manera que tengo de desahogarme y eso es lo que sucedió. Un cúmulo de muchas cosas y los hijos duelen. No pensé en las consecuencias y he pedido perdón a las dos únicas personas que mis palabras pueden haberles hecho daño", reconocía la presentadora.

Finalmente reconoció que tampoco fue el sitio más apropiado ya que sus hijos, asegura, adoran a su padre.