Anna Simón ha estallado en la famosa 'red carpet' de los Premios Cosmopolitan 2016 y ha hablado de su cambio físico. La catalana asegura que no se trata de anorexia, ni de ninguna obsesión con la alimentación, sino que ahora hace dieta sana y ejercicio, pese a que no le gusta nada.

"Antes comía fatal y ahora que me dedico a comer mejor, que es cuando más sana estoy, resulta que a los demás les parezco más insana", decía bromeando la colaborada de 'Zapeando'. "Me tengo que reír, porque hay comentarios que son para reírse", decía con una sonrisa de oreja a oreja.

Izquierda, Anna Simón en 2016 / Derecha, Anna en el 2015 | Celebrities.es

Anna confiesa que este cambio no ha sido de la noche a la mañana, no volvió de vacaciones y su cuerpo había cambiado, sino que es un proceso que inició a principios de año. La periodista se marcó como objetivo no comer todos los días pizza, beber refrescos… Y hacer una dieta más equilibrada.

Y es que para más inri, Simón dice que ha tenido que leer de todo en sus redes sociales. Desde comentarios hirientes que se meten con su figura actual, hasta personas que le tratan como a una enferma o incluso algunos que se creen cirujanos y aseguran que se ha quitado las costillas flotantes. Un despliegue de comentarios que han acabado con la paciencia de la guapísima presentadora.