Ania Iglesias tuvo que enfrentarse hace un par de años a un cáncer de útero que logró superar y, aunque tuvo que renunciar a la posibilidad de poder ser madre, ha logrado dejar atrás la enfermedad y así lo demuestra en sus redes sociales.

La modelo y actriz se ha volcado en el deporte y rara es la vez que no la vemos practicando piragüismo, corriendo por la playa o haciendo senderismo en plena naturaleza. Como resultado, Ania presume a sus 45 años de un cuerpo escultural.

La de Valladolid tuvo la suerte de ser diagnosticada a tiempo, pero también tuvo miedo, tal y como contaba al portal Vanitatis en una entrevista: Cáncer es una palabra que te sobrepasa cuando la escuchas, sobre todo viendo lo que está pasando alrededor, tanta personas que se han ido jóvenes por esta enfermedad, como David Delfín o Bimba Bosé”.

Ania quiso concienciar a todo el mundo de la importancia de obtener un diagnóstico precoz gracias a las citologías para prevenir la enfermedad. Una batalla que ella ha logrado ganar y, como vemos ahora, disfruta de la vida a tope.