Anabel Pantoja celebró su 33 cumpleaños el pasado lunes. Un día muy especial donde decidió ir a cenar con sus compañeros de trabajo a un restaurante-asador. Pero tras pasar un buen rato entre amigos y risas, al llegar a casa la colaboradora descubrió que habían entrado a robar y estaba todo patas arriba.

Un cumpleaños que acabó en comisaría, pues la sobrina de Isabel Pantoja acudió a la policía para denunciar el robo de su vivienda, y entre los objetos robados se encontraban un ordenador, dos iPads, un móvil, una mochila de piel, varias cajas de bisutería y joyas valoradas en más de 4.000 euros, además de productos de higiene y estética como champús, tal y como ha revelado en el programa en el que colabora.

Ahora ya con la demanda tramitada, habrá que esperar a que la policía logre dar con los ladrones que entraron en la casa de la prima de Kiko Rivera, la cual tras el susto ha anunciado que ha tomado la decisión de cambiarse de casa, y ha recibido todo el apoyo de su amigos y compañeros, ofreciéndole hogar para compartir durante un tiempo si Anabel lo necesita.

Seguro que te interesa...

La celulitis de Anabel Pantoja bate records en Instagram