Ana Obregón se ha desvivido por su hijo Álex desde que el año pasado le fuera diagnosticado un cáncer muy difícil de tratar. Durante meses la presentadora y actriz se trasladó hasta Nueva York y Nueva Jersey donde Álex fue tratado en un hospital especializado en su tratamiento.

En su aparición en el programa de televisión gallego 'Land Rober Tunai Show', aunque la actriz y bióloga no ha querido dar muchos detalles sobre la salud de su hijo, sí que ha confirmado que 'la pesadilla' ha terminado. Ana se ha mostrado visiblemente más tranquila y relajada, e incluso se ha atrevido a bromear. ¡Cómo nos alegramos!