Ana Obregón ha hablado por primera vez sobre la enfermedad de su hijo, Álex Lequio, en exclusiva en la revista Hola. Acaba de regresar a España tras pasar siete meses con él en Nueva York, luchando contra el tumor que le detectaron al joven de 26 años.

“Cuando el médico nos dice 'su hijo tiene un tumor', es como si me hubiera bajado de repente el telón de mi vida”, confiesa Ana, que admira la fuerza que su hijo ha tenido durante todo este tiempo: “Al ver su impresionante entereza, me dije: ‘Si yo ahora me quedo en shock, no salvo la vida de mi hijo’”.

Obregón asegura que, desde el momento en el que supo de la existencia de la enfermedad de Álex, su vida cambió para siempre: “La Ana Obregón artista ya no existe, ya solo queda la madre. La primera se fue y no creo que vaya a volver nunca más”.