Ana Obregón es bastante activa en las redes sociales. Su último año no ha sido nada fácil ya que su a su hijo Álex Lequio le detectaron un cáncer, y desde entonces no se ha separado de él. De hecho pasaron más de medio año luchando contra la enfermedad en Nueva York, y tras su regreso a España y de que todo comenzara a ir sobre ruedas, el joven tuvo hace pocas semanas una nueva recaída.

Pero madre e hijo son muy optimistas. Tanto es así que inundan sus redes sociales con publicaciones en las que animan a luchar y a infundir ánimo a todos sus seguidores, especialmente a todos aquellos que tienen problemas de salud.

De ahí que Ana haya querido hacer una publicación en la que aparece practicando yoga tras mucho tiempo sin dedicarse a ello: "Este selfie que me ha costado varios tortazos (llevaba muchos meses sin tiempo de practicar Yoga) va dedicado a todos los valientes que consiguen extraer felicidad y aprendizaje de la adversidad", transmitiendo así un mensaje de que nunca hay que rendirse.

Tanto Ana como su hijo siempre tienen una sonrisa en la boca y es que no hay nada mejor como mostrarse positivos para lidiar una batalla tan dura como contra el cáncer.

Seguro que te interesa...

El retoque estético que se ha hecho Álex Lequio, del que Ana Obregón se ha enterado por Instagram

E