Ana Boyer y Fernando Verdasco tienen planes de irse a vivir a Doha, capital de Catar. Pero hay un problema: las leyes del país les obligan a casarse si quieren vivir bajo el mismo techo.

La pareja acaba de regresar de una visita a esta ciudad del Golfo Pérsico, y a su llegada a Madrid traían caras de pocos amigos, no sabemos si por el cansancio del vuelo o porque la noticia de su próxima mudanza haya salido a la luz.

Sea como sea, por este motivo los rumores de boda han crecido aún más, por lo que tras tres años de relación podríamos ver a estos tortolitos dándose el ?sí quiero? en menos tiempo del que esperábamos.