Isabel Preysler no se equivocaba al afirmar que su nieto era un bebé viajero, y es que desde que nació, el pequeño Miguel, de tres meses, ya ha subido a más de un avión y ha estado en varios países. Todo debido a la profesión ajetreada de su padre, el tenista Fernando Verdasco, al cual su esposa Ana Boyer no ha dudado en acompañar en todo momento.

Ana Boyer y Fernando Verdasco | Gtres

Ahora, después de muchos meses de torneo en torneo, la pareja por fin ha vuelto a casa, y lo ha hecho con las maletas bien cargaditas... ¡Es increíble la cantidad de equipaje que han traído consigo a su llegada a Madrid! Nada más y nada menos dos carros repletos de maletas y bolsas de viaje, tal y como puede apreciarse en las imágenes que se captaron de ambos en el aeropuerto. Aunque eso sí, por lo menos podían contar con la ayuda de una nanny que cuidaba al pequeño Miguel.

Ana Boyer y Verdasco entre maletas, mientras la nanny cuida del pequeño Miguel | Gtres

No cabe duda de que el matrimonio está pasando un verano inolvidable, el primero junto a su hijo, donde ya hemos podido ver a Ana presumiendo del increíble cuerpazo que se le ha quedado a pocos meses de haber dado a luz.

Seguro que te interesa...

Esto es lo que sabe Isabel Preysler sobre el bautizo de su nieto, el hijo de Ana Boyer y Fernando Verdasco