La duquesa como todo el mundo sabe... se pone el mundo por montera y mientas le llueven críticas, especulaciones y demás rumores ella va y ni corta ni perezosa se planta en el Palacio de Dueñas y posa con su querido Alfonso Díez.

Doña Cayetana, iluminada por el gran amor que siente por el funcionario, posa para las cámaras de la revista Vanity Fair, quienes han conseguido retratar la historia de amor con todo el glamour y sofisticación que la pareja se merece.

Entre foto y foto la parejita dio rienda suelta a su lengua y nos regalaron algunas declaraciones dignas de recoger en esta breve reseña:

“Alfonso está muy enamorado de mí y yo de él. Lo que más me gusta es su gran pasión por mí. Y me ha dicho la siguiente frase: Me moriría si no estuvieras aquí”. Cayetana de Alba continúa: “Toda gran historia de amor debe acabar en boda”, dice la duquesa.

Y si pensabais que Alfonso no tenía palabras para su querida duquesa... aquí van algunas de las frases que el tímido y discreto Alfonso dirigió a los periodistas de la publicación: “No me gusta lo pretencioso ni casarme para obtener un estatus. Tiene que ser algo natural, la guinda de esta historia”. Alfonso Díez y continúa: “Es un placer estar a su lado y la quiero muchísimo”. Alfonso

El amor que desprende la pareja se palpa en cada una de las declaraciones que decoran la entrevista que recoge la revista Vanity Fair. Basta con ver las espectaculares fotos en las que la duquesa luce como una princesa enamorada y es que cuando hay amor... sobran las palabras.