A Amelia Bono le pasa como a la gran mayoría de los mortales: está deseando que pase el frío y llegue el buen tiempo. Así lo ha hecho saber a través de su Instagram, donde ha publicado una foto con un bañador naranja.

Pero lejos de recibir halagos, sus seguidores se le han echado encima al considerar que está excesivamente delgada. Y es que mientras algunos sí que consideran que está formidable tras haber sido madre de cuatro hijos, a otros les preocupa su notable pérdida de peso.

"Lo siento no me gustas, extrema delgadez con lo mona que eras, esto ya no se lleva", "No estás favorecida" o "Te faltan unos kilitos para rellenar esos huesos", le han dicho algunos de sus followers.