Álex Lequio se encuentra en mitad de su tratamiento contra el cáncer y la verdad que el joven no pierde la sonrisa ni el sentido del humor. Está muy centrado en seguir con su tratamiento y continuar con su negocio.

El hijo de Ana Obregón compartió por redes sociales la noticia de su enfermedad, y ahora cada cierto tiempo, comparte momentos en Instagram para hacer saber a sus seguidores cómo se encuentra.

Pero en esta ocasión, Álex ha echado la vista atrás y ha publicado una imagen muy tierna de cuando él era pequeño en la bañera. "Happy Kid", o lo que es lo mismo, "Niño feliz", ha escrito junto a la foto.

Inmediatamente el post se llenó de comentarios de apoyo y de cómo se parece a su madre: "Tiempo mejores vendrán", "Mucho ánimo", "Los ojos de tu madre, preciosos", "Que guapísimo, idéntico a tu mami"...