Álex Lequio ingresaba el pasado 9 de marzo en la clínica Ruber de Madrid por unas complicaciones en su estado de salud derivadas de su enfermedad, el cáncer.

Ahora, tal y como afirma la revista Semana, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio se ha visto obligado a abandonar el hospital por falta de camas y por el riesgo de poder contraer el coronavirus, por lo que seguirá con su recuperación en casa.

Ana no se ha separado ni un momento de su hijo desde que hace un año le detectaran el cáncer. Viajó con él hasta Estados Unidos donde estuvieron siete meses antes de regresar a España. De hecho ahora ella estaba preparando su vuelta al teatro, algo que ha tenido que posponer para cuidar de su hijo en estos momentos.

Seguro que te interesa...

La felicidad de Ana Obregón después de la feliz noticia que ha recibido su hijo Álex Lequio