Alba Díaz, que acaba de cumplir 19 años, se ha convertido en la protagonista de un trío amoroso que ahora ha visto la luz. Y es que tras publicarse unas fotos en las que ella salía besándose apasionadamente con Javier Calle, un empresario de la noche marbellí de 32 años, se ha destapado la historia de una infidelidad con la influencer como protagonista.

Y es que hace un año, Javier contraía matrimonio con Coki Prieto Pareja-Obregón. Al enlace estuvieron invitados Froilán de Marichalar y la propia Alba, que también era amiga del matrimonio. Pero lo que nadie podía imaginar es que antes de que la pareja cumpliera su primer aniversario de matrimonio, Calle le fuera infiel a su mujer con la hija de Vicky Martín Berrocal y El Cordobés, cuando era considerada una amiga que iba a menudo a casa de los recién casados.

Desde el entorno de la pareja afirman que él, por aquello de trabajar en la noche, siempre había sido muy dado al tonteo. Es más, con Coki mantuvo un noviazgo de cuatro años, se separaron un tiempo, pero volvieron y a los seis meses se casaron. Ahora ella se da cuenta de su error, más aún cuando descubrió en verano la infidelidad de su marido con Alba.

Y es que a pesar de las pruebas en las que había desde llamadas telefónicas, a mensajes y comentarios, Javier lo negaba. Pero para Coki fu más que suficiente para tomar la decisión de divorciarse y dejar atrás su corto matrimonio: “Me divorcié hace dos semanas. Me fui de casa el 18 de octubre. No había vuelta atrás y dar segundas oportunidades no tenía mucho sentido. No lo estoy pasando bien. Ningún divorcio es fácil y menos descubrir que tu marido a menos de un año de nuestra boda estaba con otra, recoge el portal Vanitatis.