Agatha Ruiz de la Parada ha aterrizado recientemente en Madrid después de pasar unos días en la capital francesa donde se celebraba la Fashion Week París. La diseñadora afirmaba a su llegada al aeropuerto que se lo ha pasado fenomenal. ''Me ha dado igual'' fue su primera declaración sobre la boda de su exmarido, que se ofició hace unos días.

El periodista y la diseñadora compartieron treinta años de relación, aunque no se casaron hasta tres meses antes de su divorcio que se firmó el pasado mes de noviembre. Con dos hijos en común, Tristán y Cósima, y un año después de su separación parece que ambos han rehecho sus vidas.

Agatha asegura que se encuentra fenomenal y que está centrada en su gran pasión: la moda. La diseñadora es una nueva mujer un año después de su separación: ''Bailo, canto… hago cosas que no había hecho antes. He comenzado con las redes sociales…''. La diseñadora confesaba que su cambio no ha sido sólo mental. ''Perdí diez kilos en una semana, aunque llegué a perder dieciocho, pero ya he ganado tres''.

Después de treinta años juntos, su divorcio fue algo inesperado para todos, incluso para ella: ''Cómo iba yo a esperar que me dijese que quería separarse si nos acabábamos de casar hacía tres meses''. La diseñadora confesó a Hola que se sintió traicionada por el periodista aunque en su defensa asegura que: ''Pedro J. se ha portado bien, porque todo lo que me prometió me lo ha dado.''