Javier Sánchez-Santos es el supuesto hijo de Julio Iglesias que hace cuatro meses presentó una demanda de paternidad contra el cantante que acaba de ser admitida a trámite.

“Estamos muy contentos”, afirmaba su abogado, Fernando Osuna, quien asegura: “Podrían haber rechazado la demanda, pero con la admisión a trámite damos el primer paso en este largo proceso”.

“Julio nunca se realizó una prueba de ADN y ahora existe una obtenida de un familiar directo de cantante que demuestra una coincidencia del 99.9%”, afirma Osuna. Ese varón debería ser un hijo o un hermano y es que, según precisó el abogado, la muestra fue recogida en un espacio público en Miami y procedía de material desechado por el individuo en cuestión.

El supuesto hijo de Julio, que ya tiene 41 años, sería fruto de la relación del artista con su madre, la exbailarina portuguesa María Edite Santos, que cuando su hijo todavía era menor de edad interpuso también una demanda de paternidad contra el cantante, pero los abogados de Iglesias lograron que la petición fuera rechazada.