Elena Tablada y Javier Ungría ya son marido y mujer desde hace unos días, pero parece ser que el matrimonio no ha empezado con bien pie.

Es en La Habana, desde el día 6 de diciembre, donde la pareja celebró los cinco días de boda con todos sus amigos y familia, y entre tantas comidas y fiestas, el novio tuvo un percance y se cortó el pie con un cristal en una de las celebraciones preboda. Hasta el último momento, estuvo en duda la aparición del abogado caminado al altar sin la ayuda de unas muletas.

Este imprevisto no fue ningún problema para seguir con la celebración de la boda, todo siguió como estaba previsto con una fiesta por todo lo alto. Y, de momento, tampoco será un obstáculo para que se vayan de luna de miel y puedan disfrutar el uno del otro.