Anna Ferrer ha estado disfrutando de unas divertidas vacaciones con amigos por la antigua Birmania, días antes de regresar a a España a su rutina de estudios.

Pero parece que aquello que empezó estupendamente no terminó de la misma manera. Y esque durante la última noche del viaje, la hija de Paz Padilla ha compartido unos Instagram Stories relatando que no se encontraba muy bien de salud.

Según contaba la influencer, tanto sus compañeros como ella habían sido contagiados por un virus que los ha tenido entre vómitos y mal estar. Deseosa de regresar a España, agrega que no solo está agotada de todo el viaje y su mal estar, sino que está preocupada por una extraña herida que le ha salido en el antebrazo que, con gran pus en el medio, dice dolerle y escocer. "¿Alguno sabe lo que es?... Me habéis asustado un poco diciéndome que vaya corriendo al hospital, pero voy a esperar a llegar a España ya que es el último día que estamos aquí", contaba en sus redes.

Y a pesar de que no ha estado atravesando el mejor momento, parece que a la joven de 20 años aún le quedan energías suficientes para seguir con unos planazos para este fin de semana. Y es que nada más llegar a España, la instagrammer tiene planeado volver a coger sus maletas y dirigirse a Bilbao para disfrutar unos días con sus amigos.