Rafa Nadal vuelve a alzarse como vencedor en la final del Roland Garros. Y es que por quinto año consecutivo, el tenista ha logrado su noveno título en este campeonato. Como no podía ser de otra manera, Rafa ha contado con su mejor apoyo en estos momentos.

Su madre Ana María Parera, su hermana Isabel y su novia María Francisca Perelló, Xisca, no podían faltar en este gran día. Es por eso que sus tres chicas no dejaron de animarlo desde las gradas en todo momento.

La infanta Elena que no perdió detalle del partido en ningún momento y la modelo Natalia Vodianova, que acaba de ser mamá por cuarta vez y que acudió junto a su chico, Antoine Arnault, tampoco quisieron perderse el triunfo de Nadal.