El primero en llegar es el novio, que amable y mediático, saluda a los espontáneos que han ido a animarle. Junto a su familia, el futbolista se muestra feliz, accesible, pero su sonrisa tímida y su paso acelerado muestran su nerviosismo: ¡Xavi Hernández llegó como un flan!

En el jardín botánico Marimurtra de Blanes (Gerona), lugar elegido por la pareja para la celebración de su boda, no cabe un alfiler. Caras conocidas como Cesc Fábregas, Lionel Messi, Víctor Valdés, Pepe Reina o Andrés Iniesta nos hacen alabar lo bien que le sientan las galas a parte del equipo azulgrana y buena parte de nuestra premiada selección. Aun así, algunos huecos nos dejan un sabor amargo, ni Casillas ni Puyol ni Piqué hacen acto de presencia.

Tras la llegada de la novia, tan radiante como feliz, la periodista y el centrocampista contraen matrimonio y se desplazan a El Convent, un precioso edificio del siglo XVI para celebrar el convite. No faltan los detalles, los vestidos lujosos y la fiesta que, como buenos futbolistas, todos saben darse. ¡A comer perdices!