Marc Bartra continúa en el hospital recuperándose de las heridas que le causó la explosión que sufrió el autobús de su equipo, el Borussia Dortmund.

El jugador, que continúa hospitalizado, ha compartido con sus followers la visita más especial que ha recibido hasta el momento, la de Melissa Jiménez y la de su hija Gala.

Un post en el que Marc además ha querido hacer una reflexión sobre los 15 minutos más duros de su vida.