La tenista Maria Sharapova fue sancionada por tomar una sustancia prohibida llamada Meldonium con la suspensión y la retirada de las canchas hasta al menos el año 2018. Maria dio unas declaraciones en una conferencia de prensa donde decía: "No quiero terminar mi carrera de esta manera. Sé que habrá consecuencias, pero de verdad espero que tenga otra oportunidad para jugar al tenis de nuevo".

Sin embargo, la tenista está en un momento muy feliz en su vida y así lo muestra en sus redes sociales. Este domingo llegó a Cataluña, donde ya se ha fotografiado en algunos lugares emblemáticos como son Las Ramblas,  la catedral de Girona, el Monte Carmelo, entre otros.

Enamorada de España, en su Instagram dijo: "Aún no he almorzado, pero ya me encuentro ansiosa por la cena: cuando estás en España comes (mucho), bebes (sangría, por favor) y duermes (12 horas). Es un estilo único de vida".

Aunque su visita a la ciudad de Barcelona no ha pasado desapercibida por la gran cantidad de fotos que ha publicado la rusa, lo más esperado era un posible reencuentro con el modelo Andrés Velencoso, con el que hace unos meses se le relacionó. Sin embargo, algunos medios dicen que la relación se acabó hace un mes y medio por la distancia.

Antes de estar en España estuvo en Londres, ciudad donde vive quien podría haber sido (o ser) su pareja. Velencoso aterrizó esta semana en la capital británica. Parece ser que los dos están jugando al despiste o solo son buenos amigos...