Shakira y Gerard Piqué se han escapado hasta el pueblo de la abuela del futbolista para pasar unos días junto a sus hijos Milan y Sasha. En verano no todo es sol y playa también hay hueco para descansar en pueblos y localidades de toda España.

Sant Guim de Freixenet es la localidad hasta la que han querido acercarse para celebrar las fiestas patronales con sus niños. Allí, tuvieron tiempo para todo y hasta los pequeños disfrutaron subidos en los castillos hinchables y atracciones.

Una visita muy esperada en el pequeño pueblo de alrededor de 1.000 habitantes donde la colombiana ha aprovechado para firmar autógrafos a los vecinos. Este viaje ha sido uno de los últimos para el futbolista que comienza su pretemporada en las próximas semanas. Por otro lado, Shakira se encuentra sumergida en su gira 'El Dorado World Tour' que comenzará en el próximo mes de noviembre.